Viajar seguro: bicis y mascotas en nuestro vehículo

Viajar seguro: bicis y mascotas en nuestro vehículo

Llevar en el interior del coche bicis o determinados elementos puede ser legal, pero también peligroso si no van correctamente colocados. Presta atención a cómo colocas la carga en tu vehículo, tanto en el interior como en el exterior, para evitar peligros y multas. La mejor opción, un accesorio homologado.

La DGT no prohíbe expresamente que lleves una bicicleta dentro de tu vehículo, pero te advierte de que puede resultar peligroso en caso de un accidente porque puede salir despedida y causar graves daños a los pasajeros o a la persona que conduce. Recuerda el llamado “efecto elefante” del que ya hemos hablado alguna vez: el peso se multiplica por la velocidad a la que se circula. Pincha aquí para saber más.

Esto hace que, por ejemplo, una bicicleta que pesa 10 Kg se convierta en un objeto contundente de 1,2 toneladas si vamos circulando a la velocidad máxima en una autopista y damos un frenazo brusco o tenemos un choque.

Algo similar ocurriría con un perro de 25 Kg que no fuese correctamente en nuestro vehículo. Por eso conviene tener muy en cuenta los accesorios especiales para transportar mercancías, mascotas y objetos especiales.

En el caso de las mascotas, son consideradas ocupantes del vehículo y deben llevar un sistema de retención legal y homologado.

Elige uno que haya demostrado su eficacia mediante ensayos de choque o que esté homologado según las normas europeas ECE R17 o DIN 75410-2.  Si el animal no viaja bien sujeto y protegido, su dueño o persona responsable se expone a una multa de 100 euros. Hay diferentes sistemas de retención en función de la talla o peso del animal, pero los principales son el arnés, la rejilla y el trasportín.

El arnés de doble enganche sujeta a las mascotas mediante el cinturón de seguridad; no debe usarse una correa simple que se enganche al collar del perro, pues no retiene al animal y supone un riesgo para los pasajeros y para nuestra mascota, que podría sufrir lesiones en el cuello.

La rejilla divisoria permite habilitar el maletero para el transporte de animales de gran tamaño en vehículos con portón trasero o familiares. Las más seguras y recomendadas son las que van montadas desde el techo del vehículo al suelo del maletero y que cumplen las normas DIN 75410-2.

El trasportín es otro de los métodos más seguros. Puede ir en el maletero, lo más encajado posible, o en el interior del vehículo, en cuyo caso se debe colocar en el suelo, detrás de los asientos delanteros. Es importante no colocarlo sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que las pruebas realizadas (crash test) mostraron que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del trasportín.

Si lo que queremos llevar es una bicicleta, o varias, disponemos de distintas opciones para hacerlo con seguridad y de forma legal. Los portabicis se pueden instalar en la parte trasera del vehículo o en la baca para llevarla o llevarlas de forma segura. Recuerda que si instalas un portabicis trasero, una plataforma, puede ser necesario instalar señales V20. Tienes más información al respecto aquí.

Consúltanos sin compromiso para saber qué accesorio se adapta mejor a tus necesidades y poder viajar sobre seguro.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat