SALUD VISUAL Y CONDUCCIÓN

SALUD VISUAL Y CONDUCCIÓN

“En la carretera, tu visión es tu vida y la de los tuyos”. Aplica la regla 20-20-20.

Millones de personas estamos pasando más tiempo que nunca delante de pantallas: teléfonos, ordenadores, tabletas, televisiones… hasta relojes inteligentes. ¿Cómo afecta eso a la salud de nuestros ojos? Pues, desgraciadamente, más de lo que pensábamos. Y, ¿cómo podemos cuidar nuestra vista y preservarla de los efectos nocivos de la sobreexposición a los dispositivos?

La pandemia ha trastocado nuestros hábitos, costumbres y necesidades y nuestra salud ocular se está resintiendo. Las personas que trabajan o estudian desde casa pasan prácticamente todo el día delante de una pantalla. Antes, caminar hasta el trabajo, el colegio o pasear hacía que relajáramos nuestros ojos sin darnos cuenta.

Según una encuesta de la Institución británica Fight for Sight, el 38% de las personas preguntadas afirma que su visión ha empeorado desde el inicio de la pandemia, siendo los grupos más afectados los jóvenes y los mayores de 70 años.

Por eso, la Asociación Visión y Vida nos recuerda que su eslogan es ahora más importante que nunca: “En la carretera, tu visión es tu vida y la de los tuyos”. No en vano, el 90% de la información en la toma de decisiones entra por nuestros ojos, y, por tanto, es imprescindible contar con una buena salud visual para conducir con seguridad.

De la misma forma en que insistimos en la importancia de un correcto mantenimiento de los sistemas de seguridad del automóvil, es necesario hacer hincapié en el mantenimiento de nuestras capacidades como conductores. Según la DGT, las personas con peor visión tienen tres veces más accidentes.

Y, ¿cómo podemos cuidar de nuestra visión?

En primer lugar, podemos intentar aumentar el número de veces que parpadeamos, para aumentar la hidratación de nuestros ojos, ya que, al estar delate de un dispositivo lo hacemos mucho menos sin darnos cuenta y esto afecta a la calidad de nuestra visión. También es interesante utilizar lágrimas artificiales, que ayudan a mantener el confort del ojo y a paliar los efectos del Síndrome del ojo seco, que dificulta la visión.

En segundo lugar, los expertos recomiendan aplicar la Regla 20-20-20: cada 20 minutos, debemos mirar a lo lejos a, por lo menos, 20 pies de distancia (unos 6 metros) durante 20 segundos. De esta forma conseguiremos relajar los músculos que se encuentran alrededor y dentro de nuestros ojos, lo cual es fundamental para mantener la salud y la agudeza visual.

Recuerda, tu seguridad, la de los tuyos y la de los que te rodean no sólo está en tus manos, también está en tus ojos. Cuídalos, cuídate.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat