Ocho consejos para ahorrar en el uso de tu coche

Ocho consejos para ahorrar en el uso de tu coche

A nadie le gusta desperdiciar el dinero; si quieres hacerle un favor a tu bolsillo, aquí tienes unos cuantos truquillos.

  1. Busca la mejor gasolinera:

Entre unas y otras, ¡puede haber una diferencia de precio de más de un 20%! Vale la pena poner atención a dónde repostas. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico pone a nuestra disposición el Geoportal de Hidrocarburos, en el que puedes hacer una búsqueda fácilmente.

  1. Presta atención a las ofertas de fidelización:

Cada vez hay más empresas con ofertas especiales para sus clientes y las estaciones de servicio no son una excepción.

Echa un vistazo a sus programas de fidelización y descuentos, vales para futuros repostajes, descuentos en compras en la estación o en otros establecimientos adheridos, cheques regalo para lavados, etc.

  1. No apures el depósito:

Procura no circular con el vehículo en reserva, la bomba de combustible puede quedar desprotegida y, a la larga, crearte problemas.

  1. Vigila la presión de tus ruedas:

Circular con una presión en los neumáticos más baja a la recomendada, aumenta el consumo del vehículo y, lo que es peor, el riesgo de sufrir un accidente. Mira qué recomienda el fabricante o pide consejo en tu taller de confianza: una presión inferior a 0,3 bares puede suponer un aumento del consumo de hasta el 3%.

  1. Conduce de forma eficiente:

La velocidad a la que se registra un menor consumo de carburante oscila entre los 70 y 80 km/h, en función del coche; pero no siempre será posible mantenerla, lógicamente. Los frenazos y los acelerones aumentan considerablemente el gasto de combustible y el desgaste de los neumáticos. Se debe procurar conducir a una velocidad lo más constante posible, en los acelerones bruscos el consumo se puede llegar a multiplicar por cuatro.

  1. Frena no sólo con los frenos:

En desniveles, utiliza una marcha corta para aprovechar la retención del propio motor de tu vehículo; no se lo dejes todo a tus frenos y sus discos y pastillas, acortas su vida útil y el motor puede llegar a consumir más combustible.

  1. Usa un aceite de calidad:

Si elijes un buen aceite para tu motor, estarás alargando la vida de tu coche y optimizando el consumo. Revisa el nivel cada 1.000 Km y sustitúyelo cuando indica el libro de mantenimiento.

  1. Haz caso a tu coche:

No dejes pasar los avisos que puedan aparecer en tu vehículo: chivatos, ruidos, tirones… es preferible tomar cartas en el asunto antes de que se convierta en un problema grave y más costoso de arreglar.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat